Select Page

En los 80´s cuando yo estaba en la escuela, recuerdo que mis profesores decían que yo no estaba allí para socializar sino para estudiar y llegar a ser alguien en la vida.

Hoy, décadas más tarde, me doy cuenta que en realidad, el socializar en el colegio es un mito.

Cuando desescolaricé a mi primer hijo, Nicolás en el 2008, la familia y los amigos (todos bien intencionados, por supuesto) me dijeron, “Diana, ¿cómo va a hacer el niño para socializar con otros niños?, se va a volver tímido y retraído estando todo el día en casa”.

Pero los que conocen a Nicolás saben que él está lejos de ser un niño tímido y retraído.

Pensar que se va a socializar en el colegio es un mito Click To Tweet

La socialización vino espontáneamente.

Salíamos a las bibliotecas a estudiar y allá conocimos otros padres que estaban haciendo educación en el hogar y nos veíamos frecuentemente.

De la misma manera, entramos a deportes y actividades juntos donde conocimos otros niños que estaban asistiendo a la escuela pero participaban en esos clubes.

Igualmente, cuando salíamos en familia con mi esposo y nuestro hijo menor, Daniel, también hacía otros amigos.

Lo que sucedió es que Nicolás se volvió un maestro en hacer amigos de todos las edades.

Aprendió a entablar y mantener conversaciones con todo tipo de gente

sin importar su edad o actividad económica o académica, esto es socializar.

Nicolás se convirtió en un joven muy agradable porque sabía diferenciar cuándo hablar en serio y cuando jugar y ser como un niño.

Hoy tiene 22 años y es director comercial de cuenta en una compañía que le paga muy bien y es admirado y querido por todos sus compañeros.

Lo mismo sucede con Daniel.

Hoy tiene 14 años, habla perfectamente el inglés y el español. Tiene amigos en otros países y en el pueblo donde vivimos. Puede conversar con niños menores que él, de su edad y con adultos con la misma facilidad. Participa en varios deportes y actividades musicales, lo que le permite interactuar con otros, esto también es socializar.

La socialización en la educación en el hogar es más un temor de los padres, más que de los niños. Los padres piensan que si retiran a sus hijos del colegio, ya no van a tener más amigos o se van a volver retraídos. Eso no es cierto.

Los niños y los seres humanos somos sociales por naturaleza. Y encontramos la forma de compartir nuestros valores con otros.

Así que ahora que escucho a otras madres hablar de que sus hijos están en la escuela para socializar, simplemente, sonrío y le doy gracias al cielo, que tomé una buena decisión al desescolarizar a mis dos hijos.

Si necesitas ayuda con tu educación en casa, comunícate conmigo.

Abrazos y besos,

Diana.-

__________
Photo by Ben Wicks on Unsplash

Síguenos en:
error

Facebook Comments

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram